COMUNICADO SOBRE LA TRANSPARENCIA EN LA CAMPAÑA (II)

Durante la campaña electoral, la candidatura de José María Alonso hizo público un “Comunicado sobre la transparencia” en el que, en su punto cuarto, señalaba: 

“En aras de la transparencia, entendida ésta como el rigor y la máxima seriedad pero no en cambio desde una táctica electoral, haremos público el gasto total generado durante toda la campaña, detallado y dividido en sus correspondientes partidas, en los días posteriores a la celebración de las elecciones”

Pues bien, en cumplimiento de nuestro ‘contrato’ con los electores, hacemos público en el siguiente cuadro el presupuesto ejecutado.

CUADRO PRESUPUESTARIO

Nota Informativa

En relación con los desgraciados hechos denunciados la noche electoral en el hall del hotel donde se llevó a cabo el proceso electoral, y que fueron enteramente ajenos al limpio desarrollo del mismo, la Junta de Gobierno entrante quiere manifestar su más enérgica condena de toda forma de violencia verbal o física que se haya podido producir, máxime, y por razones obvias y evidentes, si ha podido afectar a la primera autoridad de la institución colegial.

Habida cuenta de que se ha anunciado por las partes implicadas que el mencionado incidente se va dirimir en los órganos jurisdiccionales, la Junta de Gobierno entrante no puede sino quedar a expensas de lo que decidan las autoridades judiciales competentes para investigar y resolver sobre los desgraciados hechos denunciados.

NUEVO DECANO DEL ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE MADRID

Os comunico con la mayor de las satisfacciones y el mayor de los honores que los abogados madrileños y las abogadas madrileñas me han encargado el deber y han depositado en nuestra candidatura la responsabilidad de conformar una nueva Junta de Gobierno para el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Mis primeras palabras de agradecimiento no pueden sino ir dirigidas a todos los colegiados y colegiadas que han participado en este proceso. Y mi primer mensaje no puede sino ir dirigido a anunciaros mi voluntad de ponerme a partir de este momento al servicio de todos los abogados madrileños, de todas las abogadas madrileñas.

Voy a ser el Decano de jóvenes y de veteranos, de autónomos, de quienes se desempeñan en despachos pequeños y medianos y grandes, de los abogados del Turno de Oficio y de Extranjería, de ejercientes y no ejercientes: de todos y de todas. Los acuciantes problemas y los apremiantes retos que encara la Abogacía los asumimos desde este mismo momento. Y los hacemos nuestros con la misión, con el mejor espíritu, de resolverlos.

Asumo este encargo con la máxima ilusión, con la máxima esperanza. Pido a aquellos a quienes voy a servir que sean exigentes y escrupulosos con el Decano y con cada uno de los miembros de la nueva Junta de Gobierno. Y lo pido porque personalmente voy a emplearme con la mayor de las exigencias para defender (en todos los ámbitos, ante todas las instituciones) los derechos y los intereses de los abogados y de las abogadas. Sin reservas, sin tregua, sin complejos.

La credibilidad, que con humildad ponemos al servicio de todos los colegiados y colegiadas, se alimenta de valores. Y nuestra credibilidad está hoy en nuestro compromiso innegociable de “hacer lo que en campaña hemos dicho que vamos a hacer”. Es nuestro credo, es nuestro programa. Y es el contrato que desde hoy nos habéis obligado a cumplir.

Entre todos y todas vamos a conseguir que la Abogacía desempeñe el papel crucial que merece en el sistema democrático. Entre todos vamos a conseguir recuperar nuestro orgullo de pertenencia. Entre todos vamos a hacer un esfuerzo por elevarnos, por dignificar nuestro oficio. Entre todos, vamos a conseguir que el Colegio sea ese referente indispensable que recupere su visibilidad, su notoriedad, su prestigio, su nombre… y su eco. Entre todos vamos a conseguir que el Colegio sea más útil para cada abogado y cada abogada, y que la Abogacía sea, a su vez, más útil a la sociedad.
Entre todos y todas vamos a convertir la ética en uno de los pilares fundamentales del Colegio: porque sólo desde la ética vamos a crear un ambiente de confianza, y la confianza es un indiscutible potenciador del éxito que queremos y que nos merecemos.

Creo en este proyecto, en la magnífica lista que está desde hoy al servicio de la Abogacía. Creo sobre todo en las ganas, en el impulso, en las ideas y en la complicidad que vamos a encontrar en cada letrado y en cada letrada.
Soy enormemente optimista. Estoy enormemente esperanzado. Tengo el pleno convencimiento de que las cosas van a salir bien en esta nueva etapa en la que vamos a estar especialmente cerca de los compañeros más desfavorecidos, de las compañeras que peor lo han pasado durante la crisis. Son nuestra prioridad y van a tener todo nuestro apoyo.

Estamos en un momento precioso, desafiante, para imprimir un cambio de velocidad, una transformación que a todos nos involucre. Voy a ser un Decano al frente de una Junta de Gobierno inconformista, que va a elevar la voz con firmeza. Seguramente encontraremos limitaciones en nuestra tarea. Por supuesto. Seguramente cometeremos errores. Será inevitable. Pero doy mi palabra, nuestra palabra: agotaremos todas nuestras fuerzas y todas nuestras ideas en defensa de un Colegio más útil: de un Colegio generoso, solidario, distinto y mejor al que hoy conocemos.
Dice en sus versos el gran poeta Ángel González que el futuro es “tiempo de verbo en marcha, acción, movimiento buscado hacia la vida, quilla de barco que golpea el agua y se esfuerza en abrir entre las olas la brecha exacta que el timón ordena”.

Con ese sentido de futuro y de acción, convoco a la Abogacía a un sueño colectivo. Un sueño en el que todos vamos a caber y a ser importantes; con el que todos nos vamos a identificar; con unas metas muy claras que hagan más estimulante el día a día.
Quiero que entre todos los abogados madrileños, entre todas las abogadas madrileñas, le demos sentido al viaje y a la misión de escribir una Abogacía en mayúsculas. Cuento con vosotros. Cuento con vosotras.

Acto de cierre de campaña

Tengo la energía y las ideas para convertir el ICAM en un verdadero órgano de representación fuerte y democrático

José María Alonso, abogado con más de 40 años de experiencia y candidato a decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid en las elecciones del próximo 13 de diciembre, lidera una candidatura que se articula sobre tres ejes, en palabras de Alonso, “que la Abogacía madrileña ocupe en la sociedad civil y frente a las instituciones el papel relevante que debe ocupar; que el Colegio se gestione bajo criterios de máxima excelencia, ética, transparencia y eficacia; y que ponga en el centro de todas sus actuaciones al colegiad@, especialmente a los más desfavorecid@s.”

José María Alonso -diario juridico-
Imagen: José María Alonso, candidato a decano del ICAM en las elecciones del próximo 13 de diciembre

1. ¿Por qué quiere ser decano?

Lo tengo muy claro. Después de haber consagrado mi vida entera a esta hermosa profesión, de entregarme a la institución de la defensa, de asumir especiales responsabilidades como letrado y como socio-director de las más importantes firmas de España y del mundo, no hay nada que me resulte más ilusionante y estimulante que el ejercicio de volcar toda mi experiencia, de devolverle a mi profesión, a mis compañeros, lo mucho que me han dado. Creo que la abogacía vive un momento trascendente, que el Colegio atraviesa un momento crítico y me considero con todas las capacidades y cualidades para, desde el trabajo y la humildad, dar a los abogados madrileños lo que merecen, que es lo mejor.

2. ¿Cómo se definiría en dos palabras?

Déjeme que hable de dos ideas: afán por la excelencia, ilusión por el cambio.

3. ¿Qué le une al resto de candidatos?

Entiendo que la voluntad de hacer las cosas bien y de servir a nuestros compañeros. Ahora bien, estamos en una campaña que ya ha dejado claro dónde estamos unos y donde están otros. No he perdido un instante en detallar, día a día, reunión a reunión, entrevista a entrevista, todas y cada una de las propuestas por y para mejorar desde ICAM el servicio a los abogados. Y por eso cientos de abogados se han sumado día a día a este proyecto, y lo han apoyado. Y por eso vamos a más. Otros candidatos han elegido su propio estilo, distinto: se han entregado a polémicas estériles, o se han embarcado en campañas de poco fuste y de menos recorrido que han incluido injurias y calumnias gratuitas. Invito a los abogados a que sigan la campaña, porque cada candidato está quedando reflejado ante el espejo.

4. Queríamos preguntarle por el lema de su campaña “Por un colegio útil”, ¿considera que hasta ahora no se han estado haciendo cosas útiles por el colegio?

Lo digo y lo repito. No voy a llegar al Decanato del ICAM para levantar alfombras. No voy a llegar al Decanato a hacer ningún tipo de auditoría como se ha dicho falsamente porque las cuentas del Colegio están auditadas por una compañía de prestigio. No voy a llegar al Decanato a hacer una revisión absoluta partiendo de la base de que, operativamente, la institución funciona mal. Hay funciones que el ICAM, cumple, y cumple bien. Y otras que en absoluto. No quiero que el Colegio siga siendo una institución invisible a la sociedad civil madrileña, irrelevante. Y no quiero que el Colegio siga siendo una casa que le da a los abogados mucho menos (y hablo de cuestiones materiales, cotidianas) de lo que en su día a día merecen.

5. ¿Cómo sería, bajo su punto de vista, un colegio útil?

Desde luego el que quiero devolver a los abogados madrileños cuando cumpla un único mandato de cinco años, porque ése es mi compromiso. El concepto de utilidad está desarrollado medida a medida en un programa que -y lo digo con orgullo- es el más completo, el más desarrollado y el más ambicioso de todos cuantos compiten el 13 de diciembre. Pero, en esencia, la utilidad está en el sistema de atención al colegiado: en atender sus necesidades, en considerarle no sólo un compañero sino un cliente (porque en nadie mejor que en un cliente se concentran los esfuerzos, las ocupaciones y el talento por parte de un letrado letrado), en hacer girar toda la actividad colegial en torno a las inquietudes y los beneficios del abogado que, en muchos casos con enormes dificultades y sacrificios, paga su cuota y espera más de lo que hoy obtiene.

Un Colegio útil significa para mí un Colegio solvente, eficaz, rápido; con una atención inmediata y personalizada.

6. “Transparencia” ha sido una de las palabras más escuchadas y repetidas durante el tiempo que llevamos de campaña, ¿hasta qué punto considera importante la transparencia en una campaña como esta?

Fíjese lo que le digo. Para mí transparencia es sinónimo de responsabilidad, y la transparencia no se predica, se lleva a la práctica. Es una cuestión de actitud y de creer en el principio democrático de rendición de cuentas. Desde luego si soy Decano va a ser un pilar fundamental de la legislatura. Todas las partidas, gastos, costes, ingresos… todas las actuaciones que desarrolle el ICAM serán publicadas. Porque los colegiados tienen el derecho de conocerlas. Y en este sentido no podemos olvidar que los colegiados tienen una cierta sensación de desconocimiento acerca de algunas de las partidas actuales de gasto. No voy a permitir que ningún miembro de la Junta de Gobierno, ni personal del ICAM, falte a su deber de servicio y transparencia. Y desde luego, cualquier sanción, problema inesperado que afecte a las cuentas de la institución se trasladará a los colegiados con idéntica publicidad y por idéntico canal que las “buenas noticias”. Vamos a pasar página y a acabar con cualquier sospecha de oscurantismo.

7. En su programa, apartado SER “Partícipes del Turno de Oficio”, presenta una herramienta que “tendría el objetivo de hacer efectiva la prohibición de que funcionarios y asimilados no puedan permanecer en el Turno de Oficio ni incorporarse al mismo”. ¿Nos puede contar un poco más?

En la práctica, esa herramienta se traduciría en la exigencia de una declaración responsable del interesado de que no es funcionario público, sin perjuicio de que el ICAM pudiera, de ser jurídicamente posible, hacer las comprobaciones pertinentes ante los Registros de Personal de las diferentes Administraciones Públicas.

8. Siguiendo con algunas de las propuestas que hemos podido leer en su programa; dice que la gestión del colegio, si usted gana, “se llevará a cabo como si se tratara de una empresa privada”. ¿Qué significa esto a efectos prácticos?

Por supuesto no voy a llevar a cabo ningún proceso de privatización en el ICAM. Tampoco en el centro de formación. Esto está muy claro, pero quiero hacer especial énfasis. Al contrario. He arrancado ya a los grandes despachos de Madrid el compromiso firme de que sus mejores profesionales presten sus servicios y pongan sus conocimientos, en un ejercicio de solidaridad y generosidad, de forma altruista en el Colegio. Cuando hablo de una auténtica gestión empresarial me refiero naturalmente a que la gestión del ICAM se guiará por los mejores principios de eficacia, de eficiencia, de “calidad total” en su funcionamiento, que es un concepto que nos va a guiar a partir del día 13 si tenemos los votos de los madrileños. Y, ¿por qué una institución que pone a los colegiados en el centro de su actividad no puede guiarse igualmente por un principio de rentabilidad? Es posible. Y cuento con el equipo, experimentado, de éxito en sus respectivos despachos y firmas, que sabrá hacerlo.

9. Abogacía joven. En muchos casos se habla de explotación laboral a este colectivo, ¿qué medidas propone para regular o controlar esta situación?

Fíjese, un objetivo para mi primordial es recuperar el orgullo para la abogacía, restaurar su dignidad en muchos aspectos. Eso significa que el Decano estará a partir del día 13, en primera persona, elevando su voz ante las instituciones cuando éstas actúen con menosprecio o menoscabo a la tarea de un compañero. Pero la precariedad me preocupa. La bolsa de trabajo del ICAM está hoy gestionada de forma manifiestamente mejorable. Se han hecho desembolsos muy fuertes de dinero en ferias de empleo. Los resultados han sido magros. Las ofertas que se han visto abocados a aceptar los jóvenes son en muchos casos inaceptables para mí. Que el ICAM sea un puente firme para la búsqueda de un trabajo digno es un objetivo que vamos a conseguir con medidas muy concretas y actuaciones muy decididas que voy a imprimir.

Y, déjame que le diga, estoy muy orgulloso que los jóvenes madrileños, después de haberse sentado con todos los candidatos, después de haber leído todos los programas, han confiado la mejora de su situación laboral, su estabilidad y su futuro, a nuestra candidatura, a nuestro equipo, a nuestro proyecto.

10. ¿Por qué deberían votarlo?

Porque tengo el pleno convencimiento de ser el candidato mejor preparado para liderar un cambio en el ICAM y encarar con éxito los retos de la abogacía madrileña del siglo XXI. Porque me siento con fuerza para restaurar el orgullo que quienes nos dedicamos a este oficio tan hermoso nos hemos dejado por el camino. Porque creo que mejor que nadie puedo conseguir en poco tiempo un Colegio que sea un ámbito de convivencia entre compañeros: abierto, humano, plural, útil, eficaz, cercano solidario. Porque tengo la energía y las ideas para convertir el ICAM en un verdadero órgano de representación fuerte y democrático, y de proyección de nuestros legítimos intereses. Y porque en mi afán de búsqueda incansable de la excelencia, he reclutado al mejor equipo y hemos diseñado el mejor proyecto posible.

Estamos muy ilusionados y estamos muy convencidos de que el cambio es posible y está muy cerca. Pero para eso necesitamos el apoyo de los compañeros.

 

Fuente: Diario Jurídico

Dignifiquemos la abogacía

 

Regeneración, transparencia, apertura y equipos sólidos. Es la receta del prestigioso abogado José María Alonso para convertirse este miércoles en Decano del Colegio de Abogados de Madrid.

Quienes hemos volcado durante décadas nuestros esfuerzos y nuestra energía, nuestra pasión y nuestro talento en el noble y crucial ejercicio del derecho de defensa consideramos la Abogacía una verdadera escuela de vida. Hemos acumulado experiencia. Tanta, aunque sólo sea por nuestros años, que llegados a ciertas cotas en nuestra profesión apreciamos más si cabe la importancia que tiene “el viaje”.

En el poema ‘Ítaca’, de Konstantino Kavafis, está expresado de manera singular y hermosa: “Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca/ pide que tu camino sea largo/ rico en experiencias, en conocimiento…”. En ese poema de 1911 el magnífico poeta griego hace referencia al mítico viaje de la Odisea, donde se narra el viaje de Ulises a su patria, Ítaca, tras la guerra de Troya.

Ítaca, en la cultura de Occidente, significa ‘llegada’, ‘logro’. El poema, sin embargo, pone el énfasis en el propio recorrido, y en un camino que debe estar abierto a todas las experiencias que constituyen la vida. Sólo al final repara en el propósito del viaje: “Ten siempre Ítaca en la memoria/ llegar allí es tu meta/ más no apresures el viaje (…) Ítaca te regaló un hermoso viaje/ sin ella el camino no hubieras emprendido”.

En efecto, para mí la meta ha sido con frecuencia en la vida el pretexto para echar a andar. Y el presente, ahora que me dispongo a pedir el apoyo de mis compañeros y compañeras para convertirme en el Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid a partir de este 13 de diciembre, no es una excepción.

 

 El Colegio de Abogados de Madrid debe volver a contar, con la ética como pilar

 

Enteramente comprometido con el servicio a mis iguales, he buscado rodearme para recorrer ese camino a partir del día 13 de aquellos compañeros que en mejor disposición pueden estar de liderar un cambio con garantías. He buscado en ellos, del primero al último de los miembros que espero que conformen la próxima Junta de Gobierno, la fuerza de la credibilidad, la fuerza de la palabra, la fuerza del estilo, la fuerza de la esperanza, la fuerza de la complicidad, la fuerza del sacrificio y, por qué no, la fuerza del éxito.

El ICAM es ese referente indispensable que necesita recuperar su utilidad, su visibilidad, su notoriedad, su prestigio. Y no me cabe la menor duda que con la ambiciosa hoja de ruta que hemos planteado alcanzaremos, tras los cinco años de legislatura a los que he limitado mi compromiso de ejercer como Decano, los más ambiciosos logros: en beneficio de jóvenes y de veteranos, de los autónomos, de quienes se desempeñan en despachos pequeños y medianos, de los abogados del Turno de Oficio y de Extranjería, de ejercientes y no ejercientes… los acuciantes problemas que encara la Abogacía los haremos nuestros para resolverlos. Es nuestra convicción, y es nuestra forma de hacer las cosas: desde la resistencia, desde el respeto, desde la eficacia.

Valores

 La credibilidad se alimenta de valores. Tengo el pleno convencimiento de que la autoridad moral se construye con pequeños y discretos materiales, con esa coherencia elemental que consiste en “hacer lo que se dice que se va a hacer”. Cuando se está al frente de una importante organización, y yo he tenido ese privilegio, es imprescindible administrar un básico sentido de justicia.

El Colegio de Abogados de Madrid debe volver a contar. Sólo aquellas instituciones que convierten la ética en uno de sus pilares fundamentales fomentan un ambiente de confianza y de responsabilidad que, a la larga, es un indiscutible potenciador del éxito. Es lo que merecemos como letrados y letradas. Es a lo que convoco: a llegar dentro de cinco años a nuestra Ítaca. Este ilusionante camino podemos empezar a recorrerlo en cuestión de horas. Merece la pena hacerlo.

Fuente: EsDiario

Los grandes despachos tienen que formar gratis a los abogados

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), este abogado procesalista ha llegado a ser socio director de dos grandes despachos, Garrigues y Baker McKencie. Fue miembro de la Junta de Gobierno de Hernández-Gil, el antecesor de la actual decana en funciones, Sonia Gumpert, y ahora quiere liderar un cambio de rumbo para trasladar a la institución todo lo aprendido en las grandes firmas de las que ha sido parte.

¿Por qué una persona con su trayectoria da el paso y se presenta como candidato a decano? La campaña está siendo muy bronca y se han vertido muchas acusaciones hacia su persona…
No esperaba bajo ningún concepto que se pudieran hacer las cosas que se están haciendo. Creo que determinadas personas que tenemos la suerte de haber alcanzado una serie de metas tenemos que aportar eso en beneficio de la profesión y de aquellos que han sido menos favorecidos que los demás. Quiero trasladar al Colegio las mejores prácticas que yo he aprendido en las grandes firmas; que no quiere decir, como algunos sostienen, que quiera conquistar el Colegio para los grandes despachos. Pero si yo veo que en Baker McKencie, o en Garrigues, o en Uría, o en Cuatrecasas, tenemos los mejores sistemas de selección de abogados, de formación, de gestión del conocimiento, de carrera profesional, las mejores herramientas tecnológicas, ¿por qué no vamos a coger y hacer como los chinos? Copiarlo e implementarlo en el Colegio de Abogados. Es socializar la excelencia.
Los otros candidatos aseguran que el centro de estudios ISDE financia su candidatura.
Está financiada por mí y por el resto de la candidatura, pero el que más asume soy yo.
Muchos jóvenes no tienen un respaldo económico detrás para pagarse el máster obligatorio para ejercer la abogacía y para seguir formándose. ¿Qué propone para dar respuesta a esta gente?
Estoy hablando con los grandes despachos y las grandes organizaciones empresariales y les voy a pedir que designen profesores de esos despachos que dediquen gratis un determinado número de horas al año a enseñar, porque tienen una obligación. Todos nosotros somos privilegiados, tenemos que ayudar a los menos afortunados. Y todos ellos me han dicho que sí. Me acusan de querer privatizar el centro de estudios, pero lo que yo quiero es tener a los mejores profesores y dar el mayor número de cursos de formación. Y si yo soy capaz de dar clases gratis, pues no les cobraré a los alumnos. Tan sencillo como eso…
¿Y qué habría que hacer con el máster de acceso a la abogacía?
Lo que quiero es que nadie se quede sin ser abogado porque no se pueda pagar un máster o porque no pueda abonar la cuota. Si hablas con la gente de las universidades no están en buena medida de acuerdo en cómo está planteado el máster, porque no busca hacer una selección de buenos abogados, sino que es una especie de continuación de la carrera. Hay que revisarlo y ver si los programas y los profesores son los adecuados. En la medida de lo posible, a aquellos alumnos o licenciados en Derecho que no se lo puedan pagar, que se lo subvencione el Colegio.
¿Está bien remunerado el turno de oficio?
No está bien remunerado ni en cantidad ni en plazo y el Colegio tiene que ser muy beligerante. El turno de oficio tiene mucha importancia para los ciudadanos. Si no tienes dinero y te piden siete años de cárcel, tu abogado debe ser un tipo formado, motivado, especializado y que te defienda como si lo hubieses elegido tú. Tenemos que conseguir que los que vayan al turno de oficio sean de máxima calidad. Propongo subir los baremos, propongo que se actualicen las condiciones del mercado y desde luego que se pague de forma inmediata. Lo propongo y estoy dispuesto a partirme la cara con la presidenta de la Comunidad de Madrid, con la Consejería de Justicia y con el Ministerio de Justicia.
¿Deben cobrar igual los abogados de oficio que los que no lo son?
Deberíamos procurarlo, otra cosa es que lo consigamos. No depende sólo del Colegio, depende de que el ministro Montoro autorice el gasto. Habrá que ser muy duro. Y habrá que explicárselo y llegaremos donde podamos llegar. Lo que puedo asegurar es que en mi caso no va a faltar ni valentía ni determinación. Y si hay que demandar a la Comunidad de Madrid se hará, como en la Junta en la que yo estuve, cuando les reclamamos intereses de demora y demandamos por la vía contencioso-administrativa.
La participación es muy escasa en las elecciones a la Junta de Gobierno del ICAM, ¿no le preocupa que esto haga que se cuestione la legitimidad el ganador?
La legitimidad del decano depende mucho de quién sea. Cada uno se gana el respeto por su propia autoridad, pero no niego que es muy lamentable que tengamos una participación tan pequeña. En todos los sitios donde voy digo que voten. Y no digo que me voten a mí, digo: votad. Si no participas no puedes luego pedir que se cambien cosas que no funcionan.
¿El Colegio se ha rendido en la lucha contra las tasas?
Se han quitado para particulares. Hay que quitarlas para las pymes y tienen que mantenerse en empresas a partir de un determinado nivel de facturación, sin duda. El acceso a la Justicia tiene que ser pleno porque está en la Constitución y no te lo pueden limitar unas tasas.

 

Fuente: El Mundo

Un ‘error informático’ saca a la luz un extraño contrato millonario en el ICAM

Alonso, el candidato que ondea la bandera de la Transparencia, objeto de una campaña que intenta desviar la atención sobre contratos abultados en el Colegio de Abogados. Ésta es la historia.

El Colegio de Abogados de Madrid es una institución poderosa que, dentro de una semana, tendrá nuevo decano. Entre el continuismo y la renovación, la batalla por lograr la victoria se desarrolla entre Javier Íscar, heredero de la actual dirigente, Sonia Gumpert; y José María Alonso, el “aire fresco” que, según su entorno, quiere abrir las ventanas para que entre la transparencia.

En un mundo de leyes, el juego sucio directo, a menudo presentado como un error involuntario, puede estar paradójicamente a la orden del día en una campaña durísima repleta de polémicas: la última, hace horas cuando el propio Colegio de Abogados (ICAM) se ha visto forzado a pedir disculpas al candidato renovador José María Alonso y a todos los colegiados por el sorprendente envío masivo y repetido de emails de la candidatura de Alonso a más de 60.000 letrados, provocando un efecto spam desde la institución y un daño inmenso al candidato que se perfila hasta ahora como favorito para suceder a Gumpert.

Alonso, objeto de spam representa el aire fresco a su juicio; frente a un Íscar que ya viene de la Junta saliente

El ruido ha sido mayúsculo y ha puesto al conjunto de los colegiados, tras este “fallo técnico” del Colegio, mirando a un contrato firmado recientemente con IBM, que ya estaba siendo visto con recelo, y cuyo montante (difícil concretarlo, por la falta de transparencia pública del ICAM ahora encabezado por Sonia Gumpert) puede alcanzar hasta los 4 millones de euros.

Y ello, a pesar de que como Corporación de Derecho Público, el ICAM está obligado por la ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno. Y a pesar de que el ICAM es perceptor de subvenciones millonarias de las administraciones públicas, principalmente de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Madrid.

3 millones

En la Junta General Ordinaria de 17 de noviembre de 2015, el ICAM aprobó los presupuestos de 2016, abordando por primera vez el “Proyecto Tecnológico”, tan cuestionado por sus sobrecostes y resultados. La Decana, Sonia Gumpert, lo presentó en su momento como pilar de la modernidad y con objeto de que transforme y cambie la forma de trabajar del Colegio, modernizando el sistema informático y las aplicaciones. Lo valora como una inversión de 3 millones de euros “…que no incide en la cuota colegial porque se financia a cuenta de las reservas del Colegio”.

José María Alonso, presentado como el candidato de la renovación

En la documentación a la que ha tenido acceso ESD Gumpert señala que para esa primera fase se pidieron ofertas a empresas, sin decir cuáles, y que luego a una tercera, IBM, el 6 de julio de 2015 se le encargará que definiera el modelo futuro. Trabajo que ejecutó en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2015 y del que no indica el importe que se pagó a IBM por el estudio previo. Todo sin la publicidad acostumbrada en este tipo de contratación, algo que ya llamó poderosamente la atención hace dos años a los colegiados.

En el presupuesto de 2016 se señala que se trata de una inversión de 3 millones de euros, aunque indica que se realizará en un periodo de 3 a 5 años. El cuestionado proyecto se inicia en abril de 2016 y se pretende que esté finalizado en abril de 2018, con una nueva Junta Directiva al frente del Colegio.

Contratos millonarios y falta de Transparencia, dos de los asuntos más polémicos de la campaña

Fuentes jurídicas indican que la circunstancia de que la misma empresa desarrolle el estudio previo y luego ejecute el proyecto podría ser una ” grave falta de responsabilidad administrativa” de la actual Junta, de la que forma parte el candidato Íscar, considerado continuista de la propia Gumpert. Y explican que el artículo 45 de la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público y el artículo 56 del Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley anterior, indican la incompatibilidad para realizar las especificaciones técnicas de un contrato y luego concurrir a la licitación.

Críticas a la opacidad

En la Junta General Ordinaria de 28 de marzo de 2017 la Decana Gumpert apeló a la Ley de Protección de Datos para no trasladar a todos los colegiados la información que reclama un contrato de tan importante coste. Dijo desconocer qué otras empresas se presentaron y, a estas alturas, aún no se conocen las bases del proyecto ni los pliegos ni se publicitó. La contratación de servicios puede regirse por distintos procedimientos, en función de la naturaleza del órgano contratante y de la cuantía del objeto a contratar, pero en todo caso suele ser costumbre en instituciones del relieve público del ICAM optar por las vías más transparentes.

Desde la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA), que promueve a la también candidata Elena Jara denuncian en redes sociales y distintos medios la ausencia de transparencia en la gestión de la Junta Directiva de Gumpert, de la que forma parte su ahora delfín Íscar. Insisten en que han pasado cinco años y la Junta saliente no cumple los criterios de transparencia aceptados por el Consejo General de la Abogacía Española, que ha recomendado al ICAM que se dote voluntariamente de un régimen de transparencia superior al establecido legalmente.

Íscar, en el centro con una hoja en la mano, es el candidato salido de la actual Junta Directiva

Desde ALA y otros sectores de la Abogacía que señalan a ESD “la imperiosa necesidad de que llegue al ICAM un cambio en esta forma opaca de hacer las cosas”, apuntan asimismo que la Institución no sigue escrupulosamente “las normas sobre incompatibilidades y las situaciones de conflicto de intereses en que se encuentren los miembros de la Junta de Gobierno”. Es la alusión clara al candidato Javier Íscar, secretario general de cortes y asociaciones de arbitraje que ha recibido subvenciones de todos los colegiados.

Otros gastos llamativos

No es la primera vez que los gastos del ICAM saltan a la luz pública por su dimensión y objeto: otro de los aspirantes denunció hace sólo unos días el derroche o mala gestión de hasta once millones de euros por parte de la Junta Directiva que, ahora, aspira a dirigir quien ya estaba en ella.

Después de destinar una cantidad astronómica a modernizar los servicios informáticos, desde la candidatura de José María Alonso (víctima del envío ‘spam’ “por error” del ICAM) aseguran a este medio que esta es “la prueba del algodón de que el Colegio está mal gestionado: producen una avería y unas molestias tremendas a decenas de miles colegiados para enviar un simple correo electrónico”.

 

Fuente: ESdiario

José María Alonso: “Si gano la presidencia del ICAM revisaré los acuerdos con empresas de sanidad privada”

El presidente de Baker & McKenzie en España asegura que el Colegio de Abogados de Madrid, bajo la presidencia de Sonia Gumpert, ha recomendado a los colegiados hacerse un seguro médico con Sanitas o Asisa cuando disponen de una mutua sanitaria propia

José María Alonso, presidente de Baker & McKenzie en España, cesó como socio director del despacho internacional el pasado mes de junio para presentarse como candidato a presidir el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), en las elecciones que se celebran el próximo día 13. Alonso ya formó parte de la Junta presidida por Antonio Hernández Gil entre 2007 y 2012.

La campaña electoral está siendo polémica, con duras acusaciones que se lanzan entre los distintos candidatos. Javier Íscar, el candidato continuista de la anterior Junta presidida por Sonia Gumpert, ha sido especialmente crítico con la candidatura de Alonso, al que acusa de ir de la mano de una escuela de negocios en la campaña. El presidente de Baker & McKenzie en España se revuelve en su silla cuando se trata el tema y niega tajantemente las acusaciones.

La tensión electoral se disparó ayer mismo. Alonso exigió explicaciones a Sonia Gumpert sobre el supuesto envío de spams desde el ICAM con su candidatura. Ambos mantuvieron una reunión por la tarde.

PREGUNTA. Tras haber dirigido dos de los mayores despachos del país, Garrigues y Baker & McKenzie, ¿qué le ha llevado a presentarse a la presidencia del ICAM? En caso de ganar, ¿seguirá trabajando para su actual despacho?

RESPUESTA. He dirigido esta firma al igual que Garrigues y veré si es compatible o no, pero en principio mi idea es continuar en Baker & McKenzie, aunque la prioridad será el Colegio y estoy dispuesto a renunciar a lo que haga falta.

En el mundo anglosajón es algo habitual, que cuando alguien ha alcanzado el culmen de su carrera trabaje para la Administración o una asociación. Y me hace especial ilusión el poder trabajar para mi profesión y poder ayudar a mucha gente. Las prioridades en el atardecer de la vida no son las mismas, y para mí, que tengo 64 años, las prioridades ahora están en la idea de servicio. Para mí sería un honor culminar mi carrera siendo presidente del Colegio de Madrid. Lo que no pensaba era que la campaña electoral transcurriría por los derroteros por los que algunos la han conducido.

P. Desde luego está siendo una campaña polémica. 

R. Lo peor es que el Colegio ha perdido todo prestigio, no pinta absolutamente nada, ni frente a las instituciones, ni ante las empresas ni ante la sociedad civil, lo que ha provocado que los abogados hayan perdido el concepto de orgullo de profesión. Ha sido una Junta muy poco transparente, creo que se han destinado recursos a actividades inútiles para los abogados y se ha producido un enorme desapego de la profesión hacia el Colegio. El nivel ha caído en picado.

Creo que puedo hacer que el Colegio de Abogados sea mucho mejor de lo que es ahora. En la Junta de Hernández Gil se hicieron muchas cosas, pero no dimos el espectáculo de la última Junta, en la que dimiten cuatro diputados, el vicedecano tesorero se niega a firmar las cuentas, se lían a querellas entre ellos.

“ISDE financió la campaña de Sonia Gumpert”

P. Íscar calcula que su candidatura ha gastado 500.000 euros en la campaña

R. ¿Y de dónde saca eso el señor Íscar? Es rotundamente falso, me parece increíble que vaya diciendo eso…

P. ¿Le importaría explicar cuánto ha invertido y como lo ha financiado? 

R. El problema de la financiación de una campaña electoral es que te financien a cambio de otorgar favores a posteriori, que es lo que hizo en la campaña Sonia Gumpert firmando acuerdos por escrito que luego al parecer incumplió. Que venga el señor Íscar a dar lecciones de moral es un insulto.

Yo soy el que ha puesto más dinero para mi campaña y no me he comprometido con nadie para que me financie, a estas alturas de mi vida, no lo necesito. Yo llevo puestos en este momento unos 40.000 euros, y el resto de la candidatura más o menos lo mismo, es posible que haya que poner algo más… lo normal es que como mucho acabemos con 100.000 euros. En todo caso, cuando termine la campaña diremos exactamente cuánto hemos gastado.

“Pachá lo tuvimos gratis, el dueño es amigo de un miembro de nuestra candidatura”

P. Otra de las acusaciones de Íscar pasa por vincular su candidatura con la escuela de negocios ISDE.

R. Tengo gente que me apoya, que apoya mi candidatura, como la asociación de jóvenes abogados, compañías, y también escuelas de negocio, entre ellas el ISDE, una de las grandes escuelas de negocio. Pero de ahí a decir que vamos de la mano… Me parece una desfachatez que Íscar se rasgue las vestiduras y diga que nos financie el ISDE, cuando ha ocurrido al revés, ISDE financió la campaña de Sonia Gumpert.

Gumpert y su equipo, entre ellos Íscar, se comprometieron a implantar el voto electrónico y han gastado miles de euros en estudios sobre cómo hacerlo que se han quedado en un cajón.

P. Íscar asegura que no ha sido posible implantar el voto electrónico, pero que sí lo será en las próximas elecciones. 

R. ¿Ahora es posible y antes no? Es perfectamente posible: en las juntas de grandes compañías se vota electrónicamente, es posible presentar una querella criminal con una firma electrónica, y ¿no es posible hacerlo en el ICAM?

P. ¿Podría explicar el revuelo causado por el acto de apertura de su campaña, en la discoteca Pachá en Madrid? 

R. Vamos a ver. Para pedir la certificación censal tienes que enviar al Colegio una fotocopia compulsada de tu carnet de identidad y lo que hicimos en la discoteca de Pachá (el Teatro Barceló) fue facilitar a los que nos habían dicho que querían votar por correo o que no estarían aquí el día 13 para votar, el que pidieran la certificación censal, pero no estaban votando ni dando su voto. ¿Sabes cuánta gente pidió esa certificación en el Teatro Barceló? 24 personas, sólo 24 personas de unas 1.000 que habría en un acto de presentación de campaña. Parece que os gusta sacar ese tema cuando hay otros mucho más importantes.

P. Llama la atención los medios que se están destinando en las campañas, por eso le pregunto. 

R. Me presento para ganar, y pretendemos hacer las cosas bien, y si somos más efectivos que otros a la hora de organizarnos, pues lo siento. Pachá lo tuvimos gratis, el local, no las copas, porque el propietario de la discoteca es amigo de uno de los miembros de la candidatura.

Hay abogados que están recibiendo correos de la candidatura de Íscar sin haber dado sus datos, y eso sí que es grave, que se estén empleando datos personales sin el consentimiento de los afectados, y no que yo haya organizado un acto de campaña en Pachá.

“El Colegio tenía presupuestado un gasto de 3 millones con IBM y ya lleva una derrama de 900.000 euros”

P. Su programa es muy ambicioso. Con el presupuesto con el que cuenta ahora el Colegio de Abogados de Madrid ¿es posible llevarlo a cabo?

El Colegio tiene el presupuesto que tiene, cerca de 30 millones, y no se va a incrementar. Primero porque el crecimiento vegetativo de los colegiados está siendo pequeño. El otro día tuve un almuerzo con decanos y decanas de la universidad de Madrid y me dijeron algo alarmante, que la gente ya no quiere estudiar la carrera de Derecho porque ni ve que sea una carrera con prestigio ni ven salidas y por eso se está estudiando Derecho como complemento a otras carreras.

Y segundo, tampoco se va a incrementar el precio de las cuotas de los colegiados. Lo que haremos será gestionar bien. Estoy pidiendo a los despachos de abogados que estoy visitando, y a empresas, que nos designen profesores a título gratuito; los despachos y compañías tienen partidas destinadas a responsabilidad corporativa, y todos con mucha generosidad me han dicho que cuente con ellos. No voy a llegar a ningún acuerdo con una escuela de negocios ni nada parecido, ni voy a privatizar el Colegio.

P. En su programa menciona el facilitar créditos blandos a los colegiados. 

R. Créditos blandos que el Colegio puede y debe negociar con los bancos, no que el Colegio sea el prestatario. Creo que nuestra organización, con 75.000 personas detrás, tiene una capacidad de negociación enorme. El Colegio tiene dinero, pero si te gastas los famosos tres millones de euros, que serán cuatro, y si entramos en la Junta vamos a tener que tragarnos ese pasivo…

P. Puede ser más específico, a qué se refiere. 

R. Según datos que tengo contrastados, el Colegio tenía presupuestado un gasto con IBM para reformar los servicios internos de tres millones de euros, y parece que tiene ya una desviación de 900.000 euros. Y se tenía que haber terminado este año, y se terminará si acaso el próximo año. Se han empleado unos recursos bestiales y a mi juicio innecesarios, yo habría preferido que ese dinero se hubiese gastado en que el Colegio tuviera las mejores bases de datos posibles. El Colegio tiene que ser útil para los colegiados y creo que se está gastando dinero en partidas innecesarias, en tener un montón de gente en comunicación, en reformas de auditorios, en viajes innecesarios, en mantener estructuras internacionales… Lo que hay que hacer es gestionar el Colegio con eficacia.

“Los abogados de empresa, en estos momentos, están desprotegidos”

P. En el programa habla de gestionar el Colegio como si fuera una empresa privada. 

R. Lo que digo es que si firmas privadas de despachos de abogados han conseguido desarrollar las mejores herramientas y prácticas en término de formación, de gestión del conocimiento, de selección, de contratación, ¿por qué no aplicar esos mismos criterios de gestión para que el Colegio sea mejor año tras año? Yo tengo experiencia en gestionar grandes organizaciones, y el Colegio lo es.

P. En su programa destaca que serán implacables en la defensa de los abogados de empresa, que han visto vulnerados su derecho al secreto profesional. 

R. Los abogados de empresa en este momento están desprotegidos. Una sentencia del tribunal superior de justicia europeo declaró que los abogados de empresa, los que prestan servicio dentro de una empresa, son trabajadores por cuenta ajena, que son dependientes y que las relaciones que tienen con sus jefes y compañeros no están amparadas por la confidencialidad. Fue una sentencia en materia de derecho de competencia, por el caso Akzo Nobel, y en el que se decidió que las autoridades europeas tenían derecho a investigar las comunicaciones de los abogados. [CONSULTAR AQUÍ SENTENCIA EUROPEA].

En España se está defendiendo por parte de la Fiscalía este camino y no lo podemos tolerar bajo ningún concepto. Que ahora los fiscales digan que los abogados de empresa no están amparados por el derecho de secreto profesional no es aceptable. ¿Le gustaría a un periodista que le obligaran a revelar sus fuentes?

P. El caso del juez Garzón y las escuchas en Gurtel tiene relación con lo que estamos hablando. 

R. Sí, claro. El Colegio de Abogados de Madrid presentó una petición ante el TSJ de Madrid para que se sacaran todas las grabaciones ordenadas por el juez Garzón, que fue condenado por ello.

Si yo tengo que defender la inocencia de una persona y resulta que el juez y el fiscal están escuchando ese diálogo, no podría hacerlo debidamente. Otra cosa es en los casos de terrorismo en los que el abogado colabora con una banda terrorista, ahí sí. La confidencialidad es la esencia de la abogacía, no está hecha en beneficio del abogado, sino del cliente.

“La Junta de Gumpert ha recomendado a los colegiados asegurarse en Sanitas o en Asisa impidiendo que se apuntaran en Musa”

P. Uno de los factores por los que un profesional decide colegiarse, o unirse a una asociación profesional es el seguro médico aportado. ¿Qué propone respecto a esta cuestión para el ICAM? 

R. Es increíble que el Colegio haya estado poniendo palos en la rueda a la mutua sanitaria, que se creó porque no era posible mantenerla dentro del Colegio. La Junta de Gumper impidió que entrara en funcionamiento hasta año y medio después de tener los permisos, con lo que se perdieron 5.000 asegurados y Musa lo que ha tenido que hacer ha sido subir un 300% las cuotas de los colegiados mayores de 65 años.

Lo que proponemos es volver al sistema anterior, que a los jóvenes colegiados se les financie el primer año de la cuota, el 50% el segundo año, y el 25% el tercer año, así se refuerza Musa. Pero es que ahora el Colegio lo que hace es ofrecer Sanitas o Asisa. Si llegamos a la presidenciarevisaré esos acuerdos con empresas de sanidad privadas, no se puede evitar que estas compañías ofrezcan sus servicios a los colegiados, pero trataré de impulsar Musa.

P. ¿El ICAM ofrece seguros médicos privados teniendo una mutua sanitaria propia?

R. El seguro médico era una de las grandes aportaciones que hacía el Colegio a los colegiados, yo lo disfruté, mis hijos han nacido en hospitales atendidos por ese seguro médico. Pero en 2011 cambió la normativa aseguradora y el servicio médico debía estar fuera del Colegio, había que sacarlo; además podía acabar afectando a la viabilidad del Colegio. Decidimos externalizarlo, crear una mutua sanitaria a la que se le traspasó el patrimonio y reservas que quedaban en el Colegio del servicio médico. Pero lo que ha hecho la Junta de Gumpert ha sido recomendar a los colegiados que se aseguraran en Sanitas o en Asisa e impedir que se apuntaran en Musa.

P. En su programa incide mucho en la cuestión del arbitraje y en atraer a Madrid organismos de arbitraje. 

R. En este caso tengo un especial enfado. El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) que tiene la sede en Lausana (Suiza) me ha ofrecido de manera clara y directa abrir una delegación en Madrid, en el Colegio de Abogados de Madrid, para arbitrajes con partes interesadas latinoamericanas y españolas. El TAS solo ha pedido que el ICAM aporte unas instalaciones; la apertura de una delegación del TAS en el ICAM nos daría mucho prestigio, pero el Colegio no me ha respondido a esta propuesta lanzada ya hace más de un año.

 

Fuente: VozPópuli

COMUNICADO SOBRE LA TRANSPARENCIA EN LA CAMPAÑA

  1. El presupuesto de campaña, tal y como se hizo público el pasado 25 de octubre de 2017, oscila entre los 55.000 y 60.000 euros. Se mantiene abierto porque en las últimas semanas se han producido varias aportaciones y no descartamos alguna más antes del 13 de diciembre.

 

  1. El origen de la financiación, como se ha manifestado en reiteradas ocasiones, se basa esencialmente en las aportaciones personales de José María Alonso y de los miembros de la candidatura.
    A ellas se han sumado micro-donaciones de abogados y profesionales del sector que han decidido  de forma altruista ayudar a dar un impulso al movimiento por un Colegio Útil que lideramos; además de aquellos voluntarios que están colaborando en la campaña, a título gratuito, por compartir nuestro programa.

 

  1. En ningún caso, esta candidatura ha asumido compromiso alguno en contraprestación a estas aportaciones y colaboraciones.

 

  1. En aras de la transparencia, entendida ésta como el rigor y la máxima seriedad pero no en cambio desde una táctica electoral, haremos público el gasto total generado durante toda la campaña, detallado y dividido en sus correspondientes partidas, en los días posteriores a la celebración de las elecciones.

 

  1. El Instituto Superior de Derecho y Economía es una de las numerosas instituciones de especial prestigio que han manifestado su apoyo a nuestra candidatura, apoyo absolutamente desinteresado, que asumimos con orgullo y responsabilidad. Son rotundamente falsas las acusaciones e insinuaciones que se pretenden verter a través de medios de comunicación de masas y en otros foros. Por tanto, en modo alguno, financia la campaña electoral de esta candidatura. Por ello, ha manifestado públicamente su satisfacción por el hecho de que abogados independientes compartan con profunda generosidad su amplio conocimiento jurídico a través de la docencia con las nuevas generaciones y opten a ocupar cargos en los órganos de representación de la abogacía como el ICAM. Asimismo, ha lamentado que letrados que se postulan para optar al decanato del Colegio de Abogados de Madrid falten al respeto de sus contrincantes, poniendo en entredicho su autonomía e independencia, sin fundamento alguno.

 

  1. No consideramos que el respeto entre compañeros sea una opción, sino una obligación; más si cabe para alguien que pretende ser Decano o Diputado de la Junta de Gobierno. En consecuencia, José María Alonso y los miembros de esta candidatura se reservan cuantas acciones les asistan en Derecho para proteger su reputación, imagen, honorabilidad.